Drones que hacen llover

Drones que hacen llover

Ante la sequía que sufre los Emiratos Árabes se ha creado un nuevo método con drones para crear lluvia. Los drones son parte del programa de investigación científica para mejorar la lluvia de los Emiratos, están equipados con sensores de emisión de carga eléctrica.

La escasez de agua debido al cambio climático y con las altas temperaturas es uno de los grandes problemas que nos enfrentamos la sociedad actual. Estas investigaciones, llevadas a cabo por la Dra. Keri Nicoll, empezaron en Reino Unido realizando pruebas para crear lluvia y por ello decidieron llevarlo a los Emiratos Árabes, a pesar de tener un entorno eléctrico ambiental muy diferente lo consiguieron.

Este innovador método, conocido cómo siembra nubes, consiste en dirigir los drones hacia las nubes bajas y descargar la carga eléctrica que llevan sobre los mismos, alterando el equilibrio de las cargas de las nubes. De esta forma, se crean y agrupan las gotas y caen en forma de precipitaciones.

Esta nueva tecnología con drones desarrollada en la Universidad de Bath, y dirigida en la Universidad de Reading es un gran avance para la creación de lluvia en lugares con estrés hídrico en los próximos años. A pesar de que ya se han realizado diferentes estudios para estimular la lluvia a partir de las nubes, este es el método más natural. Esta investigación científica está publicado en el Journal of Atmospheric and Oceanic Technology.

Explica el Director del Centro Nacional de Meteorología “está comprometido a mitigar el riesgo de estrés hídrico en las regiones áridas y semiáridas de todo el mundo, al tiempo que mejora el estado del país como centro global para la investigación de la mejora de la lluvia”.

REFERENCIA: https://www.bath.ac.uk/announcements/let-it-rain-boosting-showers-where-water-is-scarce/

Esta innovadora tecnología, conocida cómo siembra nubes, consiste en dirigir los drones hacia las nubes bajas y descargar la carga eléctrica que llevan sobre las mismas, alterando el equilibrio de las cargas de las nubes. De esta forma, se crean y agrupan las gotas y caen en forma de precipitaciones.

Esta nueva tecnología con drones desarrollada en la Universidad de Bath, y dirigida en la Universidad de Reading es un gran avance para la creación de lluvia en lugares con estrés hídrico en los próximos años. A pesar de que ya se han realizado diferentes estudios para estimular la lluvia a partir de las nubes, este es el método más natural. Esta investigación científica está publicado en el Journal of Atmospheric and Oceanic Technology.

Explica el Director del Centro Nacional de Meteorología “está comprometido a mitigar el riesgo de estrés hídrico en las regiones áridas y semiáridas de todo el mundo, al tiempo que mejora el estado del país como centro global para la investigación de la mejora de la lluvia”.

Deja un comentario

Ir arriba
Abrir chat